Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
 
DEPARTAMENTO DE LETRAS
DEL CONSUDEC
21 de Febrero, 2008 · Entrevistas

REPORTAJE: ALICIA ZORRILLA DE RODRIGUEZ

Alicia Zorrilla  de Rodriguez, directora de la fundación Litterae, concedió una entrevista a los alumnos de CONSUDEC y habló sobre su experiencia en el mundo de la corrección de textos.  

 

¿Cómo nació la Fundación Litterae?

Precisamente por una preocupación. Siempre deseé armar una Institución sobre la lengua española. Un día estaba leyendo en casa y (siempre digo que fue la iluminación de Dios) me dije porqué no sistematizar la labor del corrector, que está tan solo en las editoriales y ahí se inició todo. Primero fundamos la Institución, como Instituto de perfeccionamiento docente para formar correctores de textos y enseñar español a extranjeros. Esos fueron los dos pilares iniciales pero finalmente fue más adelante la carrera de corrector. Cada año hay más interés por tener otra salida laboral.

 

¿Cuál es el perfil del alumno?

Todos tienen título universitario. No aceptamos con título secundario porque notamos que no había un nivel parejo y queremos cursos homogéneos. Así que todos son periodistas, abogados, médicos, muchos traductores.  El traductor está especialmente preocupado porque es su trabajo diario: redactar, usar palabras. Y ser interprete.  Diseñadores gráficos también se han acercado.

 

¿Cuál es la realidad hoy de la lengua castellana?

Yo la veo con preocupación. Hay una desidia total. Como nos entendemos como podemos, advierto que no hay calidad en la expresión, como tampoco hay calidad en la escritura, sobre todo en radio y televisión. No sólo en el coloquio sino también en los mensajes escritos. Dicen que tienen asesores pero no sé de qué mundo son esos asesores. Es penoso.

 

¿Cree que el uso de los celulares no ayuda al desarrollo del lenguaje?

No, creo que quien tiene interiormente arraigado el idioma no puede deformarlo. Eso lo decía muy bien Fernando Lázaro Carreter. Si sabemos nuestro idioma, ni el apuro lo deforma ni cometemos errores. Creo que es falta de estudio. Se estudia inglés, se estudia francés, se estudia alemán pero el español no. Ese fue otro objetivo: que este instituto fuera de enseñanza del idioma español, aunque viviéramos en un país de lengua española. Creo que lo estamos logrando. Lo fundamos en el 88, empezamos a actuar en el 89 y creo que hoy lo estamos logrando. El que se inscribe quiere perfeccionarse. Ya no piensa solo en la salida laboral, piensa en su perfeccionamiento.

 

¿Los extranjeros valoran el español como segunda lengua?

Cuando empezamos había gran afluencia de extranjeros en la institución. Pero después no. Se manejan tan bien con el inglés o, como me dijeron algunos, mediante gestos que no le dan demasiado valor. Nosotros siempre tenemos las puertas abiertas para el extranjero pero no están interesados.

 

¿Es una cuestión cultural?

Creo que no hay interés. El inglés es internacional para ellos. Como decían algunos, acá cuando va un diplomático a un negocio hace gestos y le venden lo que desean y no necesitan hablar. Lo ha dicho gente de la Embajada de Nigeria, de la Embajada de Holanda. Usan el inglés. Y los que tienen una mínima preocupación, quieren que uno se traslade a la embajada. Y lo hemos hecho, hace poco a la Embajada de Rusia, para los hijos del embajador, porque están en la escuela secundaria y necesitan tener un manejo fluido del idioma.

 

¿Cómo nació la revista de la institución?

La revista es la primera en el país sobre normativa de la lengua española. Empezó con dos hojas a modo de folletito. Recuerdo que cuando fui a sacar fotocopias de esas dos hojas, me dijo el librero “Y espero que no sea la última”. (Risas) Y ya vamos por el número 29-30.

 

¿Cuál es el tema que más se desarrolla?

Siempre las normas. Las normas nuevas, las que anticipó el Diccionario Panhispánico de Dudas, la norma aplicada a los textos, por eso también publicamos trabajos. Por supuesto que se depuran antes de la publicación. Por esos corregimos y formamos correctores.

 

¿Qué contempla el convenio que han firmado con España?

Hemos firmado un convenio con la Fundeu, que es la Fundación del Español Urgente para que nos avale todos los cursos que hagamos. En este momento, avalaron la Carrera de Corrector de Textos. Los diplomas van a ser expedidos por ambas instituciones y también la Diplomatura Internacional en Calidad Idiomática que es la maestría que he creado para los correctores. El corrector en nuestro país estaba muy solo, muy desamparado. Ahora no. Falta que se matricule, tener un Colegio de Correctores y de hecho hay mucho trabajo y la gente está entusiasmada.

 

¿La matriculación es el próximo objetivo para ustedes?

Si, a largo plazo. Y España sigue trabajando mucho con nosotros. Ahora vamos a fundar la carrera de Corrector en Madrid, con el aval de la Universidad Complutense. Va a ser carrera universitaria allá. Seguimos trabajando mano a mano.

 

¿Por qué no hubo un interés antes en el tema?

Porque normativa no se enseñó en ningún lado. Normativa no es materia de la universidad. Ustedes no la tienen. La UCA no la tiene, el Salvador tampoco o no la tenía, desde que yo entré la tiene. La han puesto en la carrera del traductorado. Y es una materia medular, como guía, no como una imposición autoritaria. No sabemos hablar ni escribir bien. Hay preposiciones que tienen que colocarse con ciertos verbos, con ciertos adjetivos, con ciertos sustantivos, y otras no. Hay correlación entre los tiempos verbales. No podemos usar los verbos en alegre fiesta. Tiene que haber un orden, un armonía tanto en el la escritura como en la oralidad. Y eso lo da la normativa, nos da seguridad, nos da base para escribir y hablar bien.

 

¿Cuál es la realidad en otros países latinoamericanos?

Como también pertenezco a la Real Academia Española nos reunimos siempre (ahora me voy a España en 25 de noviembre) con representantes de otras academias hispanoamericanas y nos vamos contando la realidad. Por ejemplo, Puerto Rico tiene también mucha inquietud en el correcto uso del español y pregunta constantemente a la Academia. Y hasta el Presidente pregunta a la Academia de Puerto Rico sobre las normas. De todas maneras, los lingüistas españoles dicen que preocupación como tiene la Argentina no hay otra. Que los argentinos somos los que nos preocupamos más por hablar y escribir bien. Entonces, cómo serán los otros. Aunque son muy valiosos los localismos (por eso hay un Diccionario de Argentinismos) se respetan. Pero hay una norma básica que nos rige a todos los que hablamos español y lo importante es no distorsionar la sintaxis. Si ya distorsionamos la sintaxis del español, se pierde la unidad, que no está tanto en el léxico como en la estructura.

 

¿Qué otras publicaciones avala la Institución?

Además de la revista, vendemos los Manuales del Corrector que yo preparo. Vendemos otras publicaciones como el Diccionario de las Preposiciones de Ediciones Don Bosco, el del Uso Correcto de Estrada. Pero de la Fundación, la revista y los Manuales del Corrector, y la Gramática para Correctores y traductores.

 

¿Tienen algún convenio con otras instituciones o editoriales para una salida laboral?

Tenemos convenio con la Universidad del Salvador, y con la Universidad de Casias do Sul, de Brasil para intercambio. Pero con editoriales no. Ellas nos conocen y nos llaman para pedirnos correctores, siempre con fines laborales. También ahora se están abriendo empresas de traducción y son otros clientes que piden muchos traductores y correctores y traductores-correctores, que es la nueva modalidad. Por eso en el Colegio de Traductores Públicos fundé un curso que se llama Formación del Traductor Corrector en  Lengua Española, porque ahora surgió esta nueva modalidad.

 

¿La Fundación otorga títulos oficiales?

No, en este momento son títulos internacionales. Al haber firmado el convenio con la Fundeu convertimos nuestros títulos en internacionales. Primero, no podíamos hacerlos oficiales por el lugar y luego decidimos ser libres, porque tal vez es bueno que sean oficiales, pero yo cada año le voy dando forma a la carrera de Corrector, de acuerdo a las inquietudes de los alumnos. Los alumnos van armando solos la carrera. Por ejemplo, antes no teníamos latín y el alumno sintió la necesidad del latín. Hay lexicografía porque los alumnos nos decían que un corrector debe saber manejar diccionarios, y en lexicografía aprenden eso. Tienen ortografía técnica que antes no había. Y si yo tengo el título oficial tengo que respetar año por año una estructura, un plan de estudio, en cambio así somos más libres. Por eso me interesa tener alumnos con título universitario, porque ya no vienen por lograr un título sino por perfeccionar una lengua, que es fundamental.

 

¿Cuál sería el consejo para los futuros profesores de lengua y literatura?

Que si están decididos a ser docentes tengan en cuenta todos los días la corrección del idioma. Todos los días, aun en una respuesta. Yo tenía a mis alumnos al trote (risas). Abría una libretita y aunque les hiciera una pregunta, les decía “Usted se equivocó”, y eso es bueno. Hoy los encuentro y me lo agradecen. En el momento una era exótica o extravagante (risas), pero el alumno lo agradece. Hay que ser maniático con el uso de la lengua, hay que machacar y machacar.

Yo quiero crear conciencia, trato de hablarles a los alumnos que es nuestra lengua, defendámosla, estudiémoslo. Porque si vamos a una Instituto Inglés tenemos que estudiar el inglés, las frases y las expresiones. ¿Por qué no la nuestra, por qué la descuidamos? Tenemos que usar palabras diferentes, sin caer en la extravagancia. Querer perfeccionarse, tender a la excelencia. Los otros días les decía, escalen la montaña, no se queden en la mitad. Siempre más arriba porque en la mitad se quedan los mediocres y en ninguna profesión puede haber mediocridad. La vida exige una pasión. Sin pasión no concibo nada. Tiene que haber una entrega cuando se reciban, una entrega constante, sacrificio, porque esto es un servicio. Hay que recibirse con eso en la cabeza: que vamos a ofrecer un servicio y que somos servidores. Y mover al alumno siempre para que nos responda, para tener respuestas. Hoy el adolescente está en un momento crítico, no hay valores culturales, valores morales, quieren ganar el dinero por el camino fácil. Por qué no leen me pregunto, y porque es aburrido. El objetivo es salir, salir de la casa, salir de sus problemas. Se va a lo fácil, a lo vacío como una cáscara que cuando se rompe no hay nada. El vacío… y el hogar juega en contra muchas veces. De todas maneras hay que llevar un mensaje siempre, aunque creamos que da contra la pared, hay que llevar un mensaje siempre, repetirlo y enriquecerlo y no bajar los brazos jamás. Y sino, dedicarse a la educación superior, si no se puede más. Tengo colegas que han tenido que dejar  porque no aguantaron los insultos. Los colegan preparaban la clase para cien puntos y no daban dos. Todo ese estudio, toda esa ilusión se desvanecía en un segundo. Ante cursos numerosos, se ríen de un poema, se ríen de un capítulo de Facundo, todo es risa. Y eso es producto de una ausencia de moral. Pero si uno está bien formado, tiene que volcar eso.

 

 

¿Depende exclusivamente del profesor o hay otras circunstancias?

Depende. Fundamentalmente es el profesor, porque tiene que ser modelo. Si el profesor habla mal, el alumno no lo respeta ni tiene interés en perfeccionarse en su escritura y en la oralidad. El profesor tiene que ser modelo de la palabra. Y luego tratar que el resto de los colegas lo acompañen. Eso es la más difícil. El de Geografía no corrige acentos, el de Historia no corrige la sintaxis. Ese es el grave problema de la escuela secundaria en la Argentina. No hay una formación pareja y el de Lengua está solo. Y aun con problemas, porque hay Licenciadas en Letras que vinieron a la carrera de Corrector  con cierta soberbia, dado su título, y se dieron cuenta que sabían menos, a veces, que un traductor, porque  la Universidad no las preparó para eso. En normativa, el profesor se tiene que preparar. No puede estar delante de un curso sin saber normativa. Ya gramática la tiene pero normativa es fundamental, y las normas se renuevan constantemente porque se publica un diccionario y al otro día ya es viejo. Ya salió una norma nueva porque el hablante las crea, nosotros las creamos, porque las necesitamos. Cuando se difunden, las Academias están atentas, las registran y se introducen en los diccionarios.

 

¿Cuáles son los cambios más importantes del Diccionario Panhispánico de Dudas?

No sé si cambios. Lo importante de esta obra es que están todas las dudas de todo el mundo hispanoamericano, del mejicano, del uruguayo, del chileno, del argentino. En cada artículo se ve el mundo lingüístico hispanoamericano. Ese es el valor del diccionario. Hay mucha claridad en la redacción. Se ha sistematizado.

 

¿Cuáles son las dudas más comunes?

A mi me llegan muchísimas consultas. Las más comunes son de sintaxis, de morfosintaxis. Tienen muchos problemas en la redacción. Si se usa bien el verbo, si se puede usar un condicional. De plurales, de léxicos. A veces no buscan en el diccionario, prefieren preguntar. De puntuación, los problemas con la coma, que es el cuco de la puntuación.

 

¿Los alumnos ven cumplida sus expectativas?

Si, porque si tienen promedio de ocho para arriba están trabajando. Y ganando muy bien. El corrector que se precie de tal, que es un trabajo serio delicado, en el cual hay que estudiar todos los días, estar actualizado constantemente, gana mucho. Tengo ex alumnos que están ganando en euros, en dólares, ya están trabajando en el exterior porque los ubiqué, están trabajando para España y Estados Unidos desde acá, desde su casa, y otros están trabajando con editoriales que pagan muy bien. Pero claro, son excelentes, tienen un promedio muy bueno y viven perfeccionándose, siguen los cursos y si no viven comprándose libros.

Tenemos además cursos específicos para especialistas. El léxico jurídico o médico no hay que tocarlo pero sí la sintaxis. En varios estudios de abogados hay profesores. Hacen cursos de grupos pequeños. Los médicos todavía no. Pero para el año que viene ya estoy hablando con la Editorial Médica Panamericana para formar cursos en la Institución porque hay real interés. Pero necesitan que haya una sistematización.

 

Hablamos del pasado, del presente, ¿cómo ve el futuro?

Espero lo mejor. Se preparan muchísimo. Tienen muchos caminos. En un principio era más lento, pero ahora el mundo de la corrección se abrió, las editoriales le han empezado a darle más valor, sobre todo al que presenta su diploma, y por lo tanto el futuro es muy promisorio. Y los alumnos ven que están trabajando. El trabajo es real y se abrió hacia el exterior. Ese es el gran futuro del corrector de hoy porque hay también los estudios de traducción en Estados Unidos y son muy buenos.

 

¿Cuáles son las otras actividades de la Fundación?

Las próximas jornadas serán en el 2007. Siempre dejamos pasar un año para descansar un poquito (risas). El trabajo es muy arduo para la organización de las jornadas. Pero siempre estamos con las puertas abiertas para nuevos proyectos. El año que viene va a abrirse la Carrera de Español para Extranjeros, ya se abrió tímidamente el año pasado pero le dimos nueva forma. Tenemos cursos de redacción académica, de redacción comercial, jurídica. Luego va a haber Análisis del Discurso, Argumentación y Oratoria. Si ustedes tienen ideas, las puertas están abiertas.

 

Llama la atención mencionar la pasión relacionada con la normativa.

Si, eso me dicen siempre. Es que el idioma es algo tan vivo y cuidarlo es saber bien las normas, sin ser un purista. Si existe una norma, yo la respeto, como respeto las leyes de la Constitución, para armar una oración y hablar mejor. Acá la norma es una fiesta. Eso está en el profesor. Desde que entra en la clase tiene que hacerlo con alegría y con brío. Siempre uso el humor que es sustancial en todos los momentos de la vida, aun en los malos. Con humor se da la norma y entra.

 

Se revierte la idea que la norma es rígida y obligatoria.

Es que no es rígida. Hay que inculcarla y hacerles ver la necesidad, porque el día de mañana cuando sean profesionales van a tener las dudas que me consultan a mí. El otro día me preguntan:” ¿Feliz lleva tilde?” y cuando contesto que no, me preguntan por qué, porque no están convencidos. Y hay que dar todas las reglas de acentuación. Hay que estar preparado. Desde ahora les recomiendo armarse una buena biblioteca con los libros sustanciales.

 

¿Cuáles serían esos libros?

El Diccionario de la Real Academia, el Panhispánico de Dudas. Todos los diccionarios de normativa que consigan, diccionarios etimológicos. Otra materia que me pidieron hoy: etimología. Todo lo que sea importante para el corrector. Siempre digo que el profesor en Letras tiene que recuperar la ética de la palabra. El alumno tiene que sentir eso: que hablar bien es una forma de respeto, y hablar mal es una falta de respeto. No se dan cuenta que al hablar mal van a ser desechados de muchos lugares, de trabajos y se van a quedar solos. Coherencia, cohesión y precisión, todo es importante. Cuando se leen ciertos escritos queda una sensación de vacío, que hablan mucho pero no dicen nada. Yo digo que hablar mal es el peor de los silencios porque el silencio quiere ser palabra y la palabra nace del silencio.

 

¿Se promueve la investigación?

No se cultiva la investigación. La investigación no se da en las Universidades. En España el investigador recibe un sueldo, entonces los equipos reciben un sueldo y acá no, entonces los equipos de investigación se van desarticulando porque buscan otros trabajos y ya no les queda tiempo para la investigación. No se promueve. El Conicet sí, pero no en las Universidades, que siempre la promovieron. La Universidad forma para la investigación, el profesorado para la docencia.

 

¿Cuál sería el tema que necesita investigación?

En la Universidad del Salvador yo tengo un equipo en este momento que estamos haciendo un Diccionario Sintáctico del Español, con todas las combinaciones posibles que una palabra requiere y ese es un tema que nunca se había tratado en el país. Sí en inglés. Estamos haciendo un estudio de todas las palabras que aparecen en el Diccionario Académico, seleccionamos esas palabras como las más necesarias y luego buscamos las combinaciones posibles. Ese es un trabajo que faltaba y se está haciendo ahora, todo ad honorem, por supuesto. Pero es la riqueza del idioma. Si una lengua no crece, muere. Todos los días aparece una palabra nueva. A veces, por pobreza de vocabulario y eso es malo, porque las tenemos, y otras veces porque se necesita. Estudien mucho lengua porque a todos les gusta la literatura. Noto que el profesor de literatura no tiene idea de la normativa de la lengua y me pregunto cómo habla frente al curso, cómo analiza los textos actuales, cómo le dice al alumno que este autor no armó bien la oración. No se puede enseñar lo que no se sabe. Se puede hacer un viaje por la palabra, desde la palabra.

 

 

 

Palabras claves , , , , , , ,
publicado por rodrigodelgado a las 10:01 · Sin comentarios  ·  Recomendar

img

Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
CALENDARIO
img
Ver mes anterior Diciembre 2016 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
 
BUSCADOR
img
Blog   Web
 
SECCIONES
img
» Inicio
 
ENLACES
img
» Real Academia Española
» Fundación Litterae
» Cervantes virtual
» Consudec
» Historia del Arte
 
MÁS LEÍDOS
img
» EL USO DEL ADJETIVO EN LA POESÍA DE GARCILASO DE LA VEGA. Autor: Cristian Ojeda
» ESCUELAS DE ALTO RIESGO. Graciela Cruz cuenta su experiencia como docente en una escuela de alto riesgo.
» GARCILASO Y GÓNGORA: LA DIOSA HUMANIZADA Y LA MUJER DIVINIZADA. Autor: Vanessa Mareco
» LLAMADO A LA SOLIDARIDAD
» PEDIDO PROFESOR DE LENGUA EN CLARIN
» PEDIDO PARA CORRECTOR PUBLICADO EN LOS CLASIFICADOS DEL DIARIO CLARÍN
» Prueba de edición
» REPORTAJE: ALICIA ZORRILLA DE RODRIGUEZ
» SE BUSCAN CORRECTORES FREE LANCE
» TALLER NARRATIVA DIGITAL
 
SE COMENTA...
img
» SE BUSCAN CORRECTORES FREE LANCE
59 Comentarios: Emilce, Mercedes, Ivón Pérès, [...] ...
» PEDIDO PARA CORRECTOR PUBLICADO EN LOS CLASIFICADOS DEL DIARIO CLARÍN
23 Comentarios: Elisa Zamora, mariana ordoqui, Ana Lía Flexer, [...] ...
» PEDIDO PROFESOR DE LENGUA EN CLARIN
8 Comentarios: gabriela prosdocimi, andrea etcheverry, Adriana Marcela Tidone, [...] ...
» GARCILASO Y GÓNGORA: LA DIOSA HUMANIZADA Y LA MUJER DIVINIZADA. Autor: Vanessa Mareco
1 Comentario: Rosemary
» TALLER NARRATIVA DIGITAL
1 Comentario: Eunice
 
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad